Assign a 'primary' menu

Category Archives for Mente

6 Razones de por qué tienes problemas con tu dieta

En el mundo de hoy se nos anima constantemente a que seamos más saludables. Que si debemos de hacer más ejercicio, que si debemos mejorar nuestra alimentación, comer menos dulces y grasas y más granos integrales y verduras. En fin, constantemente se nos bombardea con consejos y dietas que nos van a convertir en el próximo Mr. Olimpia o en la siguente Miss Fitness o Miss Universo. El problema es que independientemente de lo que veamos, oigamos o leamos, la mayoría termina hoy, haciendo lo mismo que hacía ayer, y obtendrá mañana los mismos resultados de los que se queja hoy.

La pregunta del millón es: ¿por qué si aceptamos que los consejos y las sugerencias que se nos dan son buenos, no los ponemos en práctica?

Acompañame a examinar seis razones de por qué esto ocurre tan a menudo. Al entender estar razones, se te hará más fácil ver si se cumplen en tu caso, lo que te permitirá tomar las medidas apropiadas para cambiar la situación.

Leer más...

Una Mente Preñada

Recientemente vi una imagen que me impresionó mucho. Puedes ver la apariencia de alguien leyendo un libro e imágenes de espermatozoides que despegan, flotan y vuelan del libro en dirección al cerebro del lector, que contiene un óvulo siendo penetrado y fertilizado por dichos espermatozoides. Una imagen un poco cruda e irreverente pero que encierra una gran verdad, a saber, que cada vez que nos metemos de lleno en una buena lectura, es como fecundar nuestro cerebro, preñarlo con ideas que, después de algún tiempo, darán a luz nuevos pequeños bebés de ideas, nuevas manifestaciones creativas de la información adquirida.

Cómo dio a conocer en una entrevista Bill Gates, el ex-CEO de la famosísima empresa Microsoft y por muchos años el hombre más rico del planeta, la razón por las que él tuvo muchos sueños cuando niño, que lo indujeron a convertirlos en realidad, fue que desde pequeño leyó muchísimo.

Esto muestra la importancia de la lectura si queremos avanzar en la vida, mejorar nuestras circunstancias y progresar. Tristemente es un hecho que estadísticamente las personas de habla hispana tienden a leer mucho menos que los de otros idiomas. Y mientras más jóvenes, mucho menos. (Solo has una búsqueda en Google de “índices de lectura en el mundo” y verás por qué lo digo.)

Leer más...

¿Cómo ves la copa? ¿medio llena, o medio vacía?

Esta expresión se oye muy a menudo cuando alguien trata de animarnos a ser positivos. Se nos dice, no veas la copa medio vacía, sino más bien medio llena. Pero ¿qué hay si el problema es que la copa es el doble de grande de lo necesario? o, ¿qué tal si lo que necesitas es el doble de volumen de líquido para llenarla? Puede ser que no sea un asunto de solo medio lleno o medio vacío.

Cada situación puede ser observada desde distintos puntos de vista. No solamente por arriba y por debajo, sino también desde un sinfín de ángulos. Cada uno de los cuáles presenta una perspectiva diferente del objeto observado. Muchas veces no solo es cuestión de ser positivos, sino de examinar la situación más a profundidad con el propósito de entenderla. Hasta pensando fuera del cuadro para lograr una perspectiva no convencional.

La ilustración arriba, con los nueve puntos, es parte de un ejercicio relacionado con esto. Probablemente ya lo conoces, pero si no, ¿por qué no tratas de unir “TODOS” los puntos con “CUATRO” líneas rectas, empezando en un punto y no levantando el lápiz del papel hasta terminar?

Leer más...

¿Es tu cabeza solo una percha para la gorra? – Parte 1

Recuerdo en la escuela, cuando no prestábamos atención en clase o no podíamos contestar una pregunta, que en realidad era fácil; nuestro maestro en un arranque de enfado controlado nos soltaba la expresión mencionada arriba, “usen la cabeza para algo más que una percha para la gorra”.

Lo que en realidad quería decir era que usáramos la cabeza para pensar o captar el concepto que él estaba tratando de enseñarnos, que dejáramos de andar por las nubes y nos concentráramos en lo que él estaba diciendo. Algunos, al notar su fastidio, regresábamos al planeta tierra y prestábamos un poquito más de atención pero otros, nunca se bajaron de la nave espacial en la que andaban. Lo triste es que, hasta el día de hoy, muchos todavía van por la vida y nunca realmente se han bajado de ese ovni con el que andan flotando sin rumbo en el espacio de la vida. Nunca han desarrollado la habilidad de pensar por su propia cuenta para tomar decisiones apropiadas o, por lo menos adecuadamente sopesadas, o para poder resolver problemas examinándolos de manera inquisitiva y efectiva.

Leer más...

La grama no es siempre más verde donde el vecino

Andas de diligencias y por esas cosas de la vida tienes que esperar y hacer cola. Tú te sitúas en una de las colas, probablemente la mas corta, pero después de un par de minutos tienes la impresión que otra de las colas se mueve más rápido. Te tomas unos segundos para evaluar la situación, después de los cuales estás seguro que la otra cola se mueve más rápido y decides cambiarte. Y ¿qué ocurre ahora? Pues que es como si tú mismo acarrearas la lentitud sobre tus hombros, porque ahora sucede que la cola donde estabas originalmente termina siendo más rápida, y la persona que estaba detrás tuyo, es atendida antes que tú. ¿Te ha ocurrido algo similar?

Leer más...

Ideas – no dejes que las tuyas se evaporen

[caption id="attachment_13" align="alignright"]Libreta de notasLibreta de notas[/caption]Es tarde en la noche, ya estás en la cama, de repente abres tus ojos y te das cuenta que en esa etapa entre dormido y despierto se te ha ocurrido una idea genial. Pero tienes sueño y te dices, mañana, mañana recordaré y caes plácidamente en las manos de Morfeo.

Estás en una fiesta con amigos, cuando menos lo esperas, alguien menciona algo que te hace pensar en la solución a un problema agobiante y te dices, ¡Wow! ¡Esa es la solución de mi problema, que excelente idea! – pero, un segundo después alguien se acerca a ti, te ofrece una cerveza, o de cualquier otra manera interrumpe tu patrón de pensamiento y tú sigues disfrutando de la compañía de tus amigos y de lo mejor de la fiesta.

Horas después, cuando tratas de recordar cuál era la idea que tuviste, si es que vuelves a pensar en ella, esta se ha evaporado, ha desaparecido como una columna de humo que poco a poco se disuelve en la atmósfera mental y es muy difícil volver a recuperarla, si es que de algún modo lo logras. Sabes que era genial e importante, pero no hay manera de traerla de nuevo a la conciencia. ¿Te ha ocurrido?

Leer más...

Lo más importante es empezar

Ayer tuve una interesante conversación con un viejo compañero de colegio. Lo interesante es que él, después de años trabajando en su profesión, ha decidido empezar un nuevo capítulo en su vida. Durante años ha observado lo que ocurre a su alrededor en su país, y cómo miles de personas sufren, no solo en sentido material, sino también emocional y hasta espiritual. Su país, localizado justamente en el centro del continente americano, ha ido descendiendo, deslizándose por el tobogán de la desesperación y hasta, según la opinión de algunos, la ruina. En los últimos años, este país centroamericano se ha graduado de ‘carreras’ no muy halagadoras y ha recibido títulos vergonzosos como “la capital mundial del crimen”. Me estoy refiriendo a Honduras, un pequeño país en el corazón de Centroamérica que, en los últimos años se ha hundido en la miseria, el crimen, la desesperación y la pérdida no solo de la esperanza sino que, para muchos, hasta de la vida.

Leer más...

¿Metiste la pata? ¡Dios te bendiga!

La mayoría de nosotros tenemos una imagen negativa de meter la pata que es, básicamente, una expresión coloquial que significa cometer un error. Obviamente, el cometer errores, especialmente en público no es algo placentero, sino más bien causa de sonrojos, bochornos, turbaciones y vergüenzas. Sentimientos que ninguno de nosotros, a menos que tengamos tendencias un tanto masoquistas, escogería experimentar voluntariamente. ¿Cómo puede ser posible entonces que el haber metido la pata traiga bendiciones de Dios? o, en otras palabras ¿cómo es posible que cometer una pifia tenga un lado positivo?

Leer más...

¡Hasta no creer, no ver!

Y ahora ¿qué le pasa a Hermann? ¿se le está olvidando el español? ¡El dicho dice “hasta no ver, no creer”! – Eso es lo que probablemente hayas pensado al leer el título de esta entrada. Sin embargo, no, no se me está olvidando el español y el título está escrito correctamente para el mensaje que estoy tratando de transmitir.

Leer más...

Evita la locura para poder progresar

Leyendo el título arriba, la mayoría seguramente dirá “¡ah que bien, así todos progresamos porque la mayoría no está loca!”. Pero si nos aplicamos la definición atribuida a Albert Einstein de locura a nosotros mismos, es muy probable que otro gallo cante. [caption id="attachment_3" align="alignright"]Arranque de locura"Estrangulando al peluche" por: Boaz Yiftach / FreeDigitalPhotos.net[/caption]

¿Cuál es esta definición de locura de Einstein a la que me refiero? Pues bien, a él se le atribuye la siguiente expresión: “Locura es llevar a cabo la misma acción repetidas veces y esperar que los resultados cada vez sean diferentes”.

Si aplicamos esta definición, la verdad es que muchos de nosotros estamos chiflados porque, por ejemplo, ¿quién de nosotros no ha hecho clic en la computadora en algún icono y, cuándo no funciona como esperamos, volvemos a hacer clic en el mismo icono vez tras vez? o, al estar bajas las pilas del control remoto de la TV ¿quién no ha presionado los botones repetidas veces y con más fuerza para producir el efecto deseado?

Leer más...