Assign a 'primary' menu

Category Archives for Cuerpo

6 nutrientes que te pueden enfermar, o salvar la vida

Es obvio que la dieta moderna, aunque nos permite seguir vivos cada día, no nos está suministrando una nutrición óptima que nos permita mantenernos saludables a largo plazo. De hecho, si vemos las estadísticas, en los últimos cien años han habido tantos cambios en las costumbres alimenticias en los países que se han modernizado en su alimentación, que se ha producido un incremento en la cantidad de enfermedades y dolencias que nos van matando lentamente hasta que es demasiado tarde. Aterosclerosis, alta presión, diabetes, síndrome metabólico y obesidad están a la orden del día. En realidad la dieta moderna no nos mata de un solo tiro, ¡no! solo nos degrada lentamente a través de muchos años, robándonos de muchas buenas experiencias y, en muchos casos, confinándonos prematuramente a estados calamitosos donde muchos desean la muerte. Pero entonces tenemos la medicina moderna que no nos deja escapar de estas situaciones manteniendo a la persona viva, pero sin curarla, por el mayor tiempo posible. Algo así como una tortura china.

Uno de los problemas que la dieta moderna ha causado, es torcer la relación en la combinación de ciertos nutrientes. Normalmente no nos damos cuenta de las deficiencias y problemas que esto causa, hasta que es demasiado tarde, porque sus efectos, como mencioné arriba, ocurren lentamente. Pero está comprobado que estas combinaciones torcidas, tienen una incidencia negativa en nuestra salud en relación a las enfermedades mencionadas arriba. Así que ¿cuáles son estas combinaciones? ¿Cómo podemos asegurarnos o, por lo menos, estar conscientes de cuáles son las proporciones óptimas que mantendrán nuestra buena salud el mayor tiempo posible?

Acompáñame a examinar tres de estas combinaciones y a descubrir cómo pueden beneficiar nuestra salud a largo plazo.

Leer más...

Una cronología de la nutrición en el contexto del colesterol, la enfermedad cardíaca y la obesidad

[caption id="attachment_94" align="alignright"]Resultado del experimento de Takaki en enfermos de Beriberi[/caption]Es interesante que a través de los siglos, sí, ¡SIGLOS!, no digo años, ya se recomendaban ciertos estilos de alimentación que hasta el día de hoy son considerados por algunos como equivocados, peligrosos o como dietas de moda que pronto pasarán. Uno de esos métodos de alimentación es lo que se conoce como la dieta baja en carbohidratos o, como generalmente se le llama en inglés, “low carb”.

En vista de eso, el propósito de esta entrada, es hacer una cronología de la historia de la nutrición haciendo énfasis en los consejos y las distintas ideas relacionadas con la obesidad y cómo combatirla, puesto que, por lo general, el colesterol y la enfermedad cardíaca tiende a correr de alguna manera en paralelo a la obesidad. Que conste que no creo que la obesidad sea la “causa” de los problemas mencionados, sino más bien un síntoma de una alimentación equivocada y, por ende, tiende a acompañar a los otros síntomas mencionados que también son el resultado de una dieta equivocada.

Leer más...

Síndrome de colon irritable – ¡Nuevas esperanzas!

Hace unos días recibí una noticia que me asustó. Un muy buen amigo fue ingresado al hospital de emergencia con una peritonitis aguda que requirió de una intervención inmediata. ¿Resultado? 20 centímetros del intestino grueso removido debido a encontrarse en estado necrótico. Una situación nada envidiable y de hecho, sumamente peligrosa, ya que una peritonitis puede terminal siendo mortal si se pierde el control sobre ella.

El síndrome de colon irritable, que es lo que aqueja a mi amigo, es una enfermedad del sistema digestivo que puede ser muy molesta, no solo por el obvio problema a nivel individual, sino porque también afecta el aspecto social de la vida de la persona que tiene este problema, ya que no es fácil viajar, ir de visitas o vacaciones, y las reuniones sociales pueden ser campos minados. Lo triste de la situación es que 1 de cada 6 personas tiene este problema, por ejemplo, en los estados unidos y en el resto del mundo occidental, la incidencia promedio es del 20% de la población. De manera que es un problema bastante difundido. Para las personas que sufren de este síndrome cualquier fuente de ideas o sugerencias puede ser beneficiosa.

Leer más...

La famosa Caloría

Casi no hay producto alimenticio que encuentres en un supermercado que no tenga una etiqueta mostrando la cantidad de calorías que dicho producto contiene. Al mismo tiempo, casi todo aparato deportivo para ejercicios, tiene una pequeña pantalla electrónica donde, después de haber ingresado tu peso y edad, te enseñarán cuántas calorías has quemado al hacer ejercicio en dicho aparato.

La ciencia del deporte y la dieta, particularmente con el propósito de adelgazar, se ha convertido sencillamente en una fórmula matemática. “Come menos calorías de las que tu cuerpo necesita y bajarás de peso” – por el contrario – “si comes más de las que tu cuerpo utiliza durante el mismo período, acumularás grasa” – nos explican. Suena claro y sencillo. De hecho, si alguna vez has hecho deporte o te has puesto a dieta, es seguro que has desarrollado una relación con las famosas “calorías”. Pueden ser que sean tus mejores amigas porque no importa lo que comas, te mantienes delgada y ellas, aparentemente, no te afectan. O, puede darse el caso que sean tus peores enemigas, especialmente si eres de esas que son solo oler una caloría, empiezas a acumular grasa, e independientemente de lo que hagas, las malditas calorías siguen multiplicándose alrededor de tu cintura, caderas, barriga, etc.

No importa cuál sea tu relación con la calorías, tienes que reconocer que vivimos en un mundo donde, desde el punto de vista nutricional, todo gira alrededor de las benditas calorías.

Pero ¿qué son las calorías? ¿Cuál es su historia? ¿Son realmente tan importantes en nuestra lucha por mantenernos en forma?

Leer más...
cholesterol002-tease.jpg

El Colesterol – El engaño del Siglo

Desde que puedo recordar, siempre se nos ha hecho énfasis en la importancia de no ingerir demasiado colesterol porque es depositado en las arterias y termina obstruyéndolas.

Sin Colesterol” – son las palabras que encontramos en todo tipo de productos, que la industria alimenticia nos vende. Solo es necesario entrar a un supermercado y veremos como abundan.

“No comas demasiados huevos a la semana” – nos recomiendan – “y si no lo puedes evitar, solo come las claras, porque el colesterol está en la yema y terminará acumulándose en tus arterias, causándote un ataque al corazón tarde o temprano.”

¡Patrañas! ¡Embuste! ¡Mentiras! La mejor película de “ciencia ficción” (literalmente hablando) de la que nos han hecho protagonistas. ¿Quieres saber más?

Leer más...
cholesterol001-klein.jpg

¡Por la plata baila el mono!

Esa es la mantra de la mayoría de las personas, ya sea de manera consciento o inconscientemente. En ocasiones por un par de centavos que te faltan, no puedes comprar algún artículo que te interese. O si no estás satisfecho con una compra, no hay problema mientras no solicites la devolución del dinero; te ofrecen un cupón de descuento, o cambiarte el artículo sin ningún problema, pero apenas exijes la devolución del dinero, muy probablemente oirás excusas y descubrirás el lado malencarado del vendedor.

Sin embargo, estas son situaciones minúsculas si las comparamos con el nivel de avaricia que se manifiesta a nivel institucional, ya sean instituciones gubernamentales o grandes conglomerados industriales. En estos casos, la avaricia y el deseo de obtener ganancias a toda costa, los llevan a tramar conspiraciones que, lastimosamente, terminan dañando la salud de muchísimas personas y, en muchos casos, las llevan hasta la muerte. Y lo más interesante del caso, es que los métodos que han utilizado son tan efectivos que la mayor parte de la población ni siquiera lo nota y caen tan fácilmente en las trampas que da tristeza.

Leer más...
Banting-teaser.jpg

Grasas vs. Carbohidratos

Hay dos premisas muy comúnes y aparentemente lógicas en el mundo de la nutrición, que por alrededor de medio siglo han dictado la manera de pensar en cuanto a cómo funcionan nuestros cuerpos cuando ingerimos distintos tipos de alimentos. No solo la forma de pensar tuya y mía, sino también la de especialistas de la nutrición, de doctores y de universidades e instituciones gubernamentales:

  1. que la grasa te hace engordar y, porque contiene colesterol y un tipo llamada “saturada” que es sólida a temperatura ambiental, tapona las arterias y debe evitarse hasta el mayor grado posible y
  2. que los carbohidratos son la fuente más importante de energía para tu cuerpo y por eso deben de ser el fundamento de tu nutrición.

Pero, aunque es cierto que esto suena lógico, no necesariamente es cierto y tampoco necesariamente se apega a lo que la ciencia muestra.

Te invito a que me acompañes a examinar estas dos aserciones, para ver si realmente se apegan a la realidad o, si nos han dado gato por liebre por un buen tiempo.

Leer más...

¿Qué pasa realmente cuando ayunas? Un recuento por horas

En los últimos años el ayuno intermitente, las dietas al estilo “Paleo” y las “cetogénicas” son de los temas más comentados y controversiales en la esfera de la nutrición y, particularmente, en el ámbito virtual.

Muchas personas encuentran artículos que hablan de las bondades y los beneficios que se pueden obtener de ayunar de manera intermitente o de llevar una dieta cetogénica o baja en carbohidratos, como es común con la dieta paleolítica. Muchos de estos artículos son escritos por personas que han experimentado en carne propia estos beneficios y hablan con plena convicción de su experiencia.

Pero al mismo tiempo, también se encuentran muchos artículos y comentarios escritos por nutricionistas, algunos de ellos muy populares y con una gran lista de títulos universitarios, que tratan de prevenir a los lectores de los supuestos problemas en detrimento de la salud que este tipo de dietas pueden causar y la importancia de evitarlas a toda costa.

El resultado es que como lector, te encuentras en una encrucijada donde no sabes qué dirección tomar. Deseas mejorar tu salud, bajar de peso y evitar la serie de enfermedades qué son comunes al mundo moderno y tienes la gran duda de cuál método seguir; el convencional, promovido por instituciones gubernamentales, universidades, nutricionistas apegados a los métodos del “establecimiento” o, métodos considerados marginales, como las dietas “cetogénicas”, el ayuno intermitente o el “Paleo”, basado en un pensamiento de avanzada pero, al mismo tiempo tradicional, que observa la manera que nuestros antepasados se alimentaban y trata de imitarlos al mayor grado posible.

¿Qué puedes hacer? ¿En quién confiar?

Leer más...

¿Qué pasa realmente cuando ayunas?

En los últimos años el ayuno intermitente, las dietas al estilo “Paleo” y las “cetogénicas” son de los temas más comentados y controversiales en la esfera de la nutrición y, particularmente, en el ámbito virtual.

Muchas personas encuentran artículos que hablan de las bondades y los beneficios que se pueden obtener de ayunar de manera intermitente o de llevar una dieta cetogénica o baja en carbohidratos, como es común con la dieta paleolítica. Muchos de estos artículos son escritos por personas que han experimentado en carne propia estos beneficios y hablan con plena convicción de su experiencia.

Pero al mismo tiempo, también se encuentran muchos artículos y comentarios escritos por nutricionistas, algunos de ellos muy populares y con una gran lista de títulos universitarios, que tratan de prevenir a los lectores de los supuestos problemas en detrimento de la salud que este tipo de dietas pueden causar y la importancia de evitarlas a toda costa.

El resultado es que como lector, te encuentras en una encrucijada donde no sabes qué dirección tomar. Deseas mejorar tu salud, bajar de peso y evitar la serie de enfermedades qué son comunes al mundo moderno y tienes la gran duda de cuál método seguir; el convencional, promovido por instituciones gubernamentales, universidades, nutricionistas apegados a los métodos del “establecimiento” o, métodos considerados marginales, como las dietas “cetogénicas”, el ayuno intermitente o el “Paleo”, basado en un pensamiento de avanzada pero, al mismo tiempo tradicional, que observa la manera que nuestros antepasados se alimentaban y trata de imitarlos al mayor grado posible.

¿Qué puedes hacer? ¿En quién confiar?

Leer más...

El peor error que puedes cometer si deseas adelgazar

Si puedes responder “SÍ” a cualquiera de las siguientes preguntas, este artículo es para ti:

  • ¿Conoces a alguien que come todo lo que quiere y, aun así, no aumenta de peso?
  • ¿Conoces a alguien gordito que jura no comer más que uno o dos tiempos al día y, de todas maneras, sigue acumulando kilos?
  • ¿Conoces a alguien que constantemente se la pasa haciendo dietas y asistiendo a gimnasios y, de todos modos, no puede llegar al peso que desea?
  • ¿Conoces a alguien que dice engordar con solo “oler” la comida? ¡Ok! Esta suena un poco exagerada, pero conozco a algunos que lo aseveran.
Leer más...