Assign a 'primary' menu

¡Descubre lo que te apasiona! – en honor a Steve Jobs

El día de hoy, al despertarme y tomar mi teléfono móvil en la mano, descubrí la desdichada noticia de que Steve Jobs, el hasta hace un poco más de un mes CEO de la famosísima empresa Apple, había fallecido, sucumbiendo al poder destructivo de un cáncer de páncreas. Por lo tanto, me parece muy apropiado, que esta entrada sea escrita en su honor, ya que, como uno de los visionarios más grandes de la parte final del siglo XX y los principios del XXI, la influencia de sus logros nos afectan todos los días.

Leer más...

¡Hasta no creer, no ver!

Y ahora ¿qué le pasa a Hermann? ¿se le está olvidando el español? ¡El dicho dice “hasta no ver, no creer”! – Eso es lo que probablemente hayas pensado al leer el título de esta entrada. Sin embargo, no, no se me está olvidando el español y el título está escrito correctamente para el mensaje que estoy tratando de transmitir.

Leer más...

Ay Dios mio, ¡dame paciencia!

La expresión del título se escuchaba muy, pero muy a menudo, brotar de los labios de mi madre durante mi niñez. Y como muchos la llaman, a la paciencia obviamente, es una virtud. Esto es así porque bajo circunstancias estresantes, no es lo más natural el actuar pacientemente y ver los asuntos con la claridad […]

Leer más...

4 trucos para levantarse todos los días con energía

¿Es la alarma tu enemigo matutino?Son las 4:30 de la mañana, de repente, abres los ojos sin ningún esfuerzo, te sientes totalmente despierto y descansado, tal vez de levantas tranquilamente y vas al baño, luego regresas a tu cama, ves el reloj y notas que es ‘demasiado’ temprano y te dices, “ah, tengo todavía más de una hora para dormir” y te acuestas de nuevo; a las 6AM, la hora a la que debes levantarte para empezar tu día adecuadamente según tus propios cálculos, suena la alarma y tu cerebro entra en modo automático inconsciente y envía una orden a tu brazo para que presione el botón “snooze” y así puedas dormir otros 10 minutos, sin embargo, bien profundo en tu cerebro una vocecita te dice que si deseas llegar a tiempo a la escuela o al trabajo, este es el momento para levantarte, el problema es que tus párpados se sienten como si tuviesen anclas de trasatlántico atados a ellos y cualquier esfuerzo por abrirlos es en vano porque pesan una tonelada; por unos momentos luchas y tratas de abrirlos, lo cuál tal vez logres, pero aun abiertos, no ves nada, todo es borroso y rápidamente te das por vencido y cuando menos esperas la alarma suena de nuevo por cuarta vez, ahora sí logras abrir un ojo, que al estilo camaleón vira sobre sí mismo y se logra enfocar en la hora; ¡DIOS MIO HAN PASADO 40 MINUTOS, ahora sí llegaré tarde! La adrenalina se dispara y tu brincas de tu cama, corres al baño, no sin antes confundir la pared con la puerta y la poceta con el lavamanos, pero estás de pie, ¡Lo lograste! ¿Es esto más o menos un reflejo de tu realidad matutina diaria? ¿No te gustaría poder levantarte todos los días y sentirte como te sentías a las 4:30 AM? Bueno, sigue leyendo para descubrir 4 trucos que te pueden llevar en esa dirección.

Leer más...

Evita la locura para poder progresar

Leyendo el título arriba, la mayoría seguramente dirá “¡ah que bien, así todos progresamos porque la mayoría no está loca!”. Pero si nos aplicamos la definición atribuida a Albert Einstein de locura a nosotros mismos, es muy probable que otro gallo cante. [caption id="attachment_3" align="alignright"]Arranque de locura"Estrangulando al peluche" por: Boaz Yiftach / FreeDigitalPhotos.net[/caption]

¿Cuál es esta definición de locura de Einstein a la que me refiero? Pues bien, a él se le atribuye la siguiente expresión: “Locura es llevar a cabo la misma acción repetidas veces y esperar que los resultados cada vez sean diferentes”.

Si aplicamos esta definición, la verdad es que muchos de nosotros estamos chiflados porque, por ejemplo, ¿quién de nosotros no ha hecho clic en la computadora en algún icono y, cuándo no funciona como esperamos, volvemos a hacer clic en el mismo icono vez tras vez? o, al estar bajas las pilas del control remoto de la TV ¿quién no ha presionado los botones repetidas veces y con más fuerza para producir el efecto deseado?

Leer más...

El hábito no hace al monje

Todos hemos escuchado o, en ocasiones hasta utilizado, expresiones como: “la costumbre hace ley”, “quien un mal habito adquiere, esclavo de el vive y muere” o “las malas compañías echan a perder los buenos hábitos” y otros más ¿no es cierto?

Estas expresiones denotan que el ser humano es un ente de costumbres, que a los habitantes de este planeta nos encanta la repetición y somos capaces de hasta morir por ella, aún cuando los resultados de ciertas acciones repetitivas vayan en detrimento de nuestra salud o seguridad personal allí vamos repitiendo vez tras vez, día tras día, un sinfín de acciones sin ni siquiera pensar en ellas.

Muy probablemente pienses, no, a mi no me gusta la repetición, de hecho la encuentro aburrida, sosa, desesperante, así que no me vengas con ese cuento de que a los humanos les encanta la repetición. Pero, la verdad es que es cierto lo que digo si tomamos un pequeño detalle en cuenta, a saber, que hay dos tipos de repeticiones, la consciente, la que encontramos hiperaburridísima y desesperante y la inconsciente, la que ni siquiera nos damos cuenta en muchas ocasiones que está allí, porque se ha convertido en un hábito que nos hace actuar siempre de una forma particular.

Leer más...

Bienvenido a mi blog

      Un nuevo blog en la historia del internet, ¡Hmmmm! Cualquiera diría que es como una gota en un cubo de agua que cae al suelo polvoso y en abrir y cerrar de ojos se evapora y por la que nadie se interesa en lo más mínimo. ¡Y es entendible! Cuando vemos la […]

Leer más...