Assign a 'primary' menu

¡Muestra Aprecio Hoy! ¡Mañana puede ser demasiado tarde!

Puerta de Brandenburgo - BerlínMuy a menudo nos tropezamos con ese dicho que nos recuerda la importancia de “vivir como si hoy fuese nuestro último día de vida”, pero muy poco nos detenemos a pensar en qué es lo que eso realmente significa.

En esta semana anterior, he pasado por dos experiencias que me han hecho detenerme y pensar en la importancia de MOSTRAR aprecio y no solo sentirlo. Y, aunque siempre he considerado importante manifestar una actitud de gratitud en la vida, estas vivencias trajeron de nuevo a la luz la importancia de siempre tenerlo presente.

La primera tiene que ver con la muerte súbita de un muy querido colega a causa de un infarto y la segunda, con un pequeño viaje a la ciudad de Berlín en compañía de adolescentes, y las actitudes que manifestaron durante el viaje.

Porque ¿qué tal si tomamos el dicho mencionado arriba literalmente? Simplemente todos nos iríamos de vacaciones y dudo mucho que si realmente creemos que hoy es nuestro último día, nos tomaríamos la molestia de ir al trabajo, o de seguir la rutina diaria aburrida que muchos seguimos. El problema es que, a menos que ya seamos millonarios, no podemos hacer eso literalmente por mucho tiempo.

A pesar de todo, ese consejo de “vivir como si fuera nuestro último día en este planeta” es muy sabio si sabemos entenderlo de la forma apropiada. En realidad, se trata de una cuestión de actitud y, específicamente, de aprecio o gratitud. No solo de sentir este aprecio o gratitud, sino de mostrarlo o manifestarlo.

Berlín está como a unas tres horas manejando del lugar donde vivo. Y, en mi manera de pensar, tal vez demasiado templada con tantas experiencias vividas, el tener la oportunidad de visitar Berlín, es algo que debe de apreciarse, lo mismo que visitar Londres, o Madrid, o Nueva York. Hay tanta historia para los que les interesa, pero también hay muchísimas cosas modernas. De hecho, en Berlín puedes siempre encontrar algo interesante que hacer, y me atrevo a decir que esto es así, independientemente de cuáles sean tus intereses. Solo es cuestión de aprovechar las oportunidades que se presentan. ¡Carpe Diem!

Sin embargo, después de unas 18 horas allí, 12 de las cuáles se usaron entre dormir y comer, los adultos decidimos que era preferible regresar a casa porque los jóvenes encontraban el lugar completamente aburrido. Lo cuál, después de las experiencias de las otras 6 horas, donde disfrutaron de excelentes vivencias en una fábrica de chocolate y visitando un museo de autos de lujo, después de haber dado un paseo por la puerta de Brandenburgo y el Bundestag, es para mi totalmente inverosímil.

Sé que más de alguno que lea esto dirá “¡Ah, es que son jóvenes y todavía no han madurado!” y probablemente tenga razón. Sin embargo, el ver su reacción produjo un efecto en mí. Me hizo detenerme y meditar, y esta entrada es el resultado de esa meditación.

Todo esto, la muerte del colega, que un día estaba allí conmigo, trabajando hombro a hombro y, al siguiente no existía ya más, y la actitud de un par de adolescentes en una visita a una ciudad cosmopolita llena de oportunidades, donde se mezcla lo moderno y lo antiguo, me hicieron recordar lo que ya sabía, pero que tal vez había olvidado un poco. “Es muy importante manifestar una actitud de gratitud y aprecio por lo que se nos permite experimentar en esta vida”. De manera que:

  • Si te sientes agradecido por algo que alguien ha hecho por ti, vé y dale las gracias de una forma que no le quede duda de cómo te sientes.
  • ¿Tienes una oportunidad de hacer algo que no haces todos los días o que siempre has soñado hacer? ¡Aprovéchala! Puede ser que no se te presente otra vez. Y según entrevistas a personas en sus últimos días de vida, lo que más se lamenta al final de nuestros días, es el no haber aprovechado oportunidades, el no haber hecho cosas que se deseaba hacer, por estar ocupado en cosas menos importantes, pero más urgentes, como ganarse la vida.
  • ¿Dices que la salud es una de las cosas más importantes en tu vida? ¡Demuestra con tus acciones que de verdad así es! ¡Cuídala! Lleva un estilo de vida que muestre aprecio por esa salud, lleva una dieta baja en carbohidratos refinados y azúcar y moderada en proteínas y grasas. ¡Muévete regularmente! ¡Toma tiempo para jugar!
  • ¿Tienes problemas con tu pareja, pero de verdad la amas? Haz lo mejor que puedas para resolverlos. Incluso si eso implica tragarte tu orgullo, meter el rabo entre las piernas y pedir perdón. Puede ser que no tengas una oportunidad y que, por puro orgullo, quedes con cargos de conciencia y sin la persona a quien amas.
  • ¿Tienes problemas con tu pareja, y ya no existe el amor en la relación? Solo piensa: ¡La vida es muy corta y solo la vivimos una vez!
  • Como dijo Steve Jobs una vez en un discurso, vive tu vida de acuerdo a como tú la entiendes. No sigas dogmas preestablecidos, que son el resultado del pensamiento de otras personas. Estudia, aprende, examina y, al final, toma tus propias decisiones. Por lo menos sabrás que haz hecho lo mejor según tu propia capacidad.
  • Pero no te quedes corto y te des por vencido demasiado rápido. Muchas veces tienes que exigirte más de lo que cualquier otra persona pueda exigirte, si es que deseas tener éxito. Sin embargo, debe ser tu propia definición de éxito por lo que debes de luchar, no la de un gurú, o tus familiares, o una institución religiosa o de cualquier índole. ¡Tu propia definición, nunca olvides eso!

El caso es que la única “garantía” en la vida, es que esta se acabará para nosotros como individuos. Sin embargo, podemos hacer que nuestra propia experiencia de la vida y la de aquellos que nos rodean, sea en su mayoría placentera. Algo que valga la pena recordar con cariño. Que si, en cualquier momento, nos ganamos el premio de la única lotería donde no es necesario comprar un ticket y perdemos nuestra vida por un accidente o una enfermedad, los que nos sobrevivan tengan bonitos recuerdos de nosotros, que les entibien el corazón.

Y, si como algunos alegan, hay un más allá donde se nos pedirán cuentas. Si has ido por la vida mostrando aprecio y manifestando una actitud de gratitud por lo bueno que te ocurre, aunque sea pequeño, ¡créeme! no tendrás ningún motivo de preocupación.

About the Author mrbock

Leave a Comment: