Assign a 'primary' menu

All posts by mrbock

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde

Hace un par de semanas, en la televisión inglesa presentaron un programa que me puso a pensar mucho. Se trataba del famoso ilusionista y mentalista inglés Derren Brown y su programa Apocalipsis. En este programa, sin él saber qué estaba pasando y que todo era ficción, tomaron a un joven de 20 años que, hasta entonces, estaba viviendo una vida completamente vacía y sin propósito, levantándose tarde, no manteniendo ningún trabajo por más de unas cuantas semanas, no mostrando interés ni consideración por nadie, incluyendo a sus padres y hermanos y solo viviendo para él y su propio placer personal. Sin metas hacía donde trabajar, sin un plan para el futuro. Y le jugaron un broma bien pesada pero que, a la larga, era para su beneficio personal.

Leer más...

Excelencia Personal ¿cómo la podemos alcanzar?

Excelencia Personal – Cuando pensamos en excelencia, se asoman a la ventana de nuestra consciencia imágenes de algo superior, especial, de calidad y bello. Algo excelente es algo que ha llegado a un nivel de calidad envidiable y que, por lo general, tiene un precio correspondientemente elevado. 

En el mundo mercantil por ejemplo, hay un sinfín de productos que son apreciados por su excelencia. Si pensamos en los automóviles, marcas como Audi, BMW o Bentley tienen la fama de ser excelentes, y que no tienen comparación con marcas como Hyundai, Kia o Chevrolet. Lo mismo podríamos decir de marcas de ropa. Hoy en día no es lo mismo ponerse unos jeans Wrangler que unos Dolce & Gabbana o Armani. O un estéreo de Samsung comparado con uno Bose. 

¿Cuál es la diferencia?

Leer más...

¿Es tu cabeza solo una percha para la gorra? – Parte 1

Recuerdo en la escuela, cuando no prestábamos atención en clase o no podíamos contestar una pregunta, que en realidad era fácil; nuestro maestro en un arranque de enfado controlado nos soltaba la expresión mencionada arriba, “usen la cabeza para algo más que una percha para la gorra”.

Lo que en realidad quería decir era que usáramos la cabeza para pensar o captar el concepto que él estaba tratando de enseñarnos, que dejáramos de andar por las nubes y nos concentráramos en lo que él estaba diciendo. Algunos, al notar su fastidio, regresábamos al planeta tierra y prestábamos un poquito más de atención pero otros, nunca se bajaron de la nave espacial en la que andaban. Lo triste es que, hasta el día de hoy, muchos todavía van por la vida y nunca realmente se han bajado de ese ovni con el que andan flotando sin rumbo en el espacio de la vida. Nunca han desarrollado la habilidad de pensar por su propia cuenta para tomar decisiones apropiadas o, por lo menos adecuadamente sopesadas, o para poder resolver problemas examinándolos de manera inquisitiva y efectiva.

Leer más...

La copa de Champán – 5 lecciones para la vida

Sirviendo ChampánEstás en una reunión familiar y llega el momento del champán, por una de esas cosas de la vida, tú eres el encargado de descorchar y servir. Puesto que has estado departiendo con la familia y los amigos, no estás muy concentrado que se diga en el procedimiento a seguir para hacerlo lo más eficientemente posible y, de todas maneras, ¡es solo champán!. Entre risas, chistes y comentarios alegres, tomas la botella y, sin prestar mucha atención, haces presión tirando del corcho y ¡BAM!, este sale volando y por poco le da a alguien en la cara, pero como todos están ya medio alegres, no es un gran problema, todos se ríen y no pasa a más.

Pero ahora viene el servir el champán en las copas. Acercas tu mano a la primera y empiezas a servir, pero viertes demasiado líquido, demasiado rápido; este cae hasta el fondo de la copa y forma una gran cantidad de espuma que llena la copa en menos de un segundo, no dándote tiempo para reaccionar y termina derramándose. Te detienes un segundo, gruñes internamente y te propones hacerlo mejor con la siguiente copa.

Leer más...

La grama no es siempre más verde donde el vecino

Andas de diligencias y por esas cosas de la vida tienes que esperar y hacer cola. Tú te sitúas en una de las colas, probablemente la mas corta, pero después de un par de minutos tienes la impresión que otra de las colas se mueve más rápido. Te tomas unos segundos para evaluar la situación, después de los cuales estás seguro que la otra cola se mueve más rápido y decides cambiarte. Y ¿qué ocurre ahora? Pues que es como si tú mismo acarrearas la lentitud sobre tus hombros, porque ahora sucede que la cola donde estabas originalmente termina siendo más rápida, y la persona que estaba detrás tuyo, es atendida antes que tú. ¿Te ha ocurrido algo similar?

Leer más...

La comodidad es mala consejera

Que delicioso se siente llegar del trabajo, tirar las cosas, quitarse los zapatos, ponerse unas sandalias cómodas, tirarse en el sofá, agarrar el control de la tele y empezar a navegar por el mar de canales disponibles sin ninguna prisa. Que nadie te reclame o se queje de nada sino más bien que se te acerque y te traiga algo delicioso para picar acompañado de una deliciosa y refrescante bebida. ¿No te parece?

Ahora imagínate un mundo donde para la más pequeña compra tienes que recorrer grandes distancias a pie, o tienes que salir a recoger leña y buscar agua para poder preparar la comida? O si pensamos en el entretenimiento ¿no nos sentimos contentos que poder controlar todos nuestros aparatos electrónicos con un simple control remoto, sin tener que movernos del sofá?

Leer más...

¿De verdad mató la curiosidad al gato?

Curiosidad por cortesía de Curiosidad - por cortesía de Rosemary Ratcliff“Curiosidad”, una palabra que evoca imágenes de gatos difuntos que han perdido su vida porque quisieron saber más de lo que pasaba a sus alrededores, porque como dice el refrán: “la curiosidad mató al gato” ¿no es cierto?

En muchas ocasiones, cuando hacemos muchas preguntas o manifestamos una actitud demasiado curiosa para ciertas personas, se nos receta precisamente esa expresión. Pero ¿es realmente la curiosidad algo malo, que debemos evitar por su supuesta peligrosidad y connotaciones negativas?

Leer más...

Ideas – no dejes que las tuyas se evaporen

[caption id="attachment_13" align="alignright"]Libreta de notasLibreta de notas[/caption]Es tarde en la noche, ya estás en la cama, de repente abres tus ojos y te das cuenta que en esa etapa entre dormido y despierto se te ha ocurrido una idea genial. Pero tienes sueño y te dices, mañana, mañana recordaré y caes plácidamente en las manos de Morfeo.

Estás en una fiesta con amigos, cuando menos lo esperas, alguien menciona algo que te hace pensar en la solución a un problema agobiante y te dices, ¡Wow! ¡Esa es la solución de mi problema, que excelente idea! – pero, un segundo después alguien se acerca a ti, te ofrece una cerveza, o de cualquier otra manera interrumpe tu patrón de pensamiento y tú sigues disfrutando de la compañía de tus amigos y de lo mejor de la fiesta.

Horas después, cuando tratas de recordar cuál era la idea que tuviste, si es que vuelves a pensar en ella, esta se ha evaporado, ha desaparecido como una columna de humo que poco a poco se disuelve en la atmósfera mental y es muy difícil volver a recuperarla, si es que de algún modo lo logras. Sabes que era genial e importante, pero no hay manera de traerla de nuevo a la conciencia. ¿Te ha ocurrido?

Leer más...

Lo más importante es empezar

Ayer tuve una interesante conversación con un viejo compañero de colegio. Lo interesante es que él, después de años trabajando en su profesión, ha decidido empezar un nuevo capítulo en su vida. Durante años ha observado lo que ocurre a su alrededor en su país, y cómo miles de personas sufren, no solo en sentido material, sino también emocional y hasta espiritual. Su país, localizado justamente en el centro del continente americano, ha ido descendiendo, deslizándose por el tobogán de la desesperación y hasta, según la opinión de algunos, la ruina. En los últimos años, este país centroamericano se ha graduado de ‘carreras’ no muy halagadoras y ha recibido títulos vergonzosos como “la capital mundial del crimen”. Me estoy refiriendo a Honduras, un pequeño país en el corazón de Centroamérica que, en los últimos años se ha hundido en la miseria, el crimen, la desesperación y la pérdida no solo de la esperanza sino que, para muchos, hasta de la vida.

Leer más...

¿Metiste la pata? ¡Dios te bendiga!

La mayoría de nosotros tenemos una imagen negativa de meter la pata que es, básicamente, una expresión coloquial que significa cometer un error. Obviamente, el cometer errores, especialmente en público no es algo placentero, sino más bien causa de sonrojos, bochornos, turbaciones y vergüenzas. Sentimientos que ninguno de nosotros, a menos que tengamos tendencias un tanto masoquistas, escogería experimentar voluntariamente. ¿Cómo puede ser posible entonces que el haber metido la pata traiga bendiciones de Dios? o, en otras palabras ¿cómo es posible que cometer una pifia tenga un lado positivo?

Leer más...